Empresa Activa: El desafío de las empresas del siglo XXI

Según la Encuesta Nacional de Actividad Física (Ministerio del Deporte, 2018), 8 de cada 10 chilenos y chilenas (81,3%) no cumplen con las recomendaciones de la OMS considerándose inactivos físicamente, y 7 de cada 10 personas no realiza ningún tipo de AF. Como principal barrera para que la gente no realice actividad física destacan las obligaciones y falta de tiempo, en este sentido de acuerdo con cifras de la OCDE en Chile se dedican 9.14 horas diarias al trabajo, esto sumado a las 8 horas recomendadas de sueño solo deja 6,86 horas que usualmente son utilizadas en traslados, cuidados de hogar, alimentación y la menor parte al ocio. En este contexto, la factibilidad de realizar ejercicio físico durante la semana suele asociarse a la habilidad de gestionar el poco tiempo libre disponible y la motivación de esa persona para ir al gimnasio después de una extensa jornada, sin embargo, poco se habla del rol que pueden tomar el lugar dónde mayor tiempo pasamos: las empresas.

Efectivamente, uno de los desafíos de las organizaciones durante el siglo XXI es su conversión en empresas saludables entiendo éstas como aquellas organizaciones que se preocupan por mejorar de manera activa y continua la salud de sus empleados, haciendo más saludable tanto el lugar de trabajo como los hábitos de sus trabajadores dentro y fuera del entorno laboral. Así, el objetivo de toda empresa saludable es ofrecer diversas opciones para que las personas que forman parte de ella disfruten de una mejor calidad de vida no sólo en el trabajo, sino en los espacios que se extienden más allá del mismo.

Y ¿Por qué le interesaría a una empresa fomentar el bienestar de sus colaboradores(as)?

El fomentar la actividad física y hábitos de vida saludables les permitirá a las organizaciones: tener trabajadores(as) más sanos, motivados y satisfechos, un mayor sentido de pertenencia a la empresa, mayor retención de talento, mejora del clima y motivación laboral, convertirse en una empresa más atractiva, reducir el absentismo y la rotación de personal, reducir el estrés, y disminuir la accidentalidad y enfermedades laborales.

Suena bien, pero ¿Cómo una empresa puede potenciar hábitos de vida saludables?

Aquí es dónde surge, desde Psports/SportsCoLab, el Modelo Empresa Activa, el que tiene como objetivo promover la actividad física y deporte en el trabajo como un espacio de bienestar y de fomento de hábitos de vida saludables en las empresas. Este modelo contempla 3 niveles: el organizacional, el social y el individual.

Nivel organizacional: Se deben facilitar horarios de ejercicio físico dentro de la empresa, menús saludables, convenios con gimnasios, o sistemas que faciliten la práctica de actividad física o deporte. La aplicación de este modelo supone una evolución importante desde las políticas organizacionales hasta la cultura empresarial, por lo que es fundamental incorporar en la misión, la visión y los valores empresariales.

Nivel Social: El deporte y actividad física es un lugar de encuentro, el generar jornadas regulares de team building a través del deporte no sólo tiene beneficios a nivel físico si no fomenta las relaciones de apoyo, un mejor clima laboral y el trabajo en equipo.  Sin embargo, pese a que la empresa logre generar actividades y horarios protegidos para la práctica, si las y los líderes de la organización no participan será difícil potenciar un cambio sostenible dentro de los trabajadores(as) por lo que es fundamental que las y los capitanes ejerzan su rol de liderazgo, “A predicar con el ejemplo”.

Nivel Individual: Por último, el generar hábitos de vida no es una tarea fácil, depende de muchos factores individuales como lo son la confianza, la motivación, la gestión del tiempo, inteligencia emocional y el conocimiento de cómo realizar las actividades en sí. Es aquí donde la Psicología del Deporte puede tomar un rol crucial, aportando desde el acompañamiento psicológico, la psicoeducación en torno a hábitos de vida saludables y el establecimiento de objetivos realistas que acerquen cada vez a los trabajadores a un bienestar integral.

¿Y tú? ¿Asocias tu sitio laboral a factores como estrés y sedentarismo o a motivación y bienestar? La transformación de entornos donde pasamos la mayor parte de nuestro día en entornos saludables es un avance importante en la calidad de vida de las personas. ¡Llego el momento de activarse!

Por:  Pablo Prieto Figueroa

Visita el Sitio Web de Psports aquí.