Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz

Margarita Pastene

Desde que el 23 de agosto de 2013, las Naciones Unidas declararon el 6 de abril como el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, se agitaron las banderas deportivas con mayor fuerza, porque con esta decisión de la ONU se puso énfasis en el rol fundamental que tiene el deporte en la promoción de los derechos humanos y el desarrollo económico y social.

Recordar los principales propósitos que conlleva esta importante fecha, adquiere la mayor relevancia, considerando las graves consecuencias de salud física y mental que ha dejado para las personas el COVID-19, sin dejar de mencionar los conflictos bélicos en Europa y otras latitudes, que ponen en jaque la sana convivencia. Ahí es donde encontramos una tarea para el deporte.

Entonces es necesario y urgente que este 6 de abril, se ponga de relieve que el deporte puede traspasar las barreras que dividen a las sociedades, convirtiéndolo en una poderosa herramienta en la prevención de conflictos y contribuye notablemente a conseguir que vivamos en paz, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. El deporte no conoce fronteras.

Por lo mismo, aún resuenan las palabras que pronunciara el Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela en el Sporting Club Monte Carlo de Mónaco, aquel 25 de mayo de 2000: “El deporte puede cambiar el mundo”.

“El deporte tiene el poder de alinear nuestra pasión, energía y entusiasmo en torno a una causa colectiva. Y ahí es precisamente cuando se puede alimentar la esperanza y recuperar la confianza. Aprovechar el tremendo poder del deporte para ayudar a construir un futuro mejor y más sostenible para todos redunda en nuestro interés colectivo”, señaló la Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, Amina J. Mohammed.

Y efectivamente, “el deporte tiene el poder de cambiar el mundo e históricamente ha desempeñado un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividad física sin más o incluso de juegos. Es un derecho fundamental y una herramienta poderosa para fortalecer los lazos sociales y promover el desarrollo sostenible, la paz, el bienestar, la solidaridad y el respeto”.

Para celebrar el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, el llamado se ha mantenernos activos y solidarios, aun en tiempos de restricciones de distanciamiento físico y social., porque el espíritu de equipo nos permitirá superar las incertidumbres y las dificultades que vivimos hoy día a día.

“El deporte ayuda a promover la justicia, el trabajo en equipo, la igualdad, la inclusión y la perseverancia” es el mensaje de Naciones Unidas. Así también, si nos refugiamos en las actividades deportivas, superaremos las crisis, disminuyendo la ansiedad y fortaleciendo nuestra salud física y mental.

           Por: Margarita Pastene